¿QUÉ ES y CÓMO FUNCIONA el SISTEMA de COMBUSTIÓN?

El sistema de combustión o de combustible, tiene una función indispensable para el funcionamiento de los motores de combustión interna: se encarga de almacenar, transportar y transformar una materia prima como el combustible (gasolina/diésel), en movimiento.

Sin este sistema, no habría una fuente de energía que impulse el vehículo; es su razón de ser.

¿Por qué?

Porque todo motor de combustión interna necesita tres cosas esenciales para poder funcionar: aire, combustible y una chispa, suministrados por el sistema de combustión.

A pesar de que intervienen un buen número de piezas y partes en el proceso, entre sus componentes principales podemos encontrar los siguientes elementos:

  • Tanque de combustible
  • Bomba de combustible
  • Líneas o rieles de combustible
  • Filtro de combustible
  • Inyectores
  • Válvulas
  • Cámara de combustión

TANQUE DE COMBUSTIBLE

Básicamente, es un tanque de almacenamiento donde se adiciona y retiene el combustible para luego ser distribuido por todo el sistema.

En su interior se encuentra el sensor de nivel de combustible, el cual se encarga de enviar señales acerca del nivel de combustible que hay en el tanque, al indicador del tablero de control del vehículo.

El tanque de combustible en vehículos modernos, en la mayoría de los casos son elaborados con materiales plásticos en vez de metálicos, para evitar el óxido o la corrosión. Además cumplen funciones más complejas ya que están diseñados además para prevenir la filtración de vapores tóxicos al aire y almacenar la bomba de combustible.

BOMBA DE COMBUSTIBLE

Dependiendo de la edad que tenga el vehículo, la bomba de combustible puede estar ubicada en el interior del tanque de combustible o junto al motor. Su forma o diseño también puede variar dependiendo del fabricante.

Es un pequeño dispositivo eléctrico cuyo trabajo es garantizar que, el suministro y flujo de combustible llegue de manera constante a los inyectores, o al carburador en el caso de los motores más antiguos, sacándolo del tanque, llevándolo a través de los rieles a su lugar de destino.

Es recomendable en los posible nunca andar por períodos prolongados de tiempo con el nivel de combustible bajo ya que esto ocasiona que los sedimentos que se acumulan en el fondo del tanque y se distribuyan por todo el sistema, lo que puede generar obstrucciones y/o daños.

Conozca más: ¿Cómo prevenir taponamientos y mantener limpio el sistema de combustión?

LÍNEAS O RIELES DE COMBUSTIBLE

Son las tuberías encargadas de llevar el combustible a los lugares necesarios y retornarlo nuevamente al tanque. Estas pueden variar en su composición y presión dependiendo del lugar dónde lo estén llevando.

FILTRO DE COMBUSTIBLE

El combustible es transportado pues, gracias a la bomba de gasolina, del tanque al filtro, a través de los rieles o líneas de combustible.

En ocasiones, no se tiene en mucha consideración que un combustible limpio es fundamental para la vida y rendimiento del motor. El filtro de combustible es el responsable de mantenerlo de esa manera; sin este, todos los contaminantes presentes en el combustible y en el sistema, podrían causar daños en el motor.

Por lo general los filtros de combustible son de un material parecido al papel. Algunos fabricantes de vehículos recomiendan cambiar esta pieza aproximadamente cada 50.000 a 60.000 kms.

INYECTORES

Básicamente, los inyectores son pequeñas válvulas que se abren y cierran con una señal eléctrica para liberar la cantidad precisa de combustible de manera atomizada, en el momento indicado.

Estos se encuentran ubicados en la cabeza del cilindro, junto con la cámara de combustión y las válvulas. Por lo general, están hechos de acero y se encuentran programados para desarrollar acciones de alta precisión y sincronía.

Al ser de alta precisión, necesitan estar libres de obstrucciones en todo momento, para poder funcionar de manera correcta.

Puede interesarle: ¿Cómo ayudar a mantener limpio los inyectores?

VÁLVULAS

Las válvulas son componentes básicos, que se encuentran en la parte alta de los cilindros, y que según la función que cumplan, pueden ser válvulas de entrada o de salida.

Estás piezas están conformadas por una parte larga llamada espiga o cola, y por una parte superior llamada cabeza de válvula. Para su fabricación se usan materiales aleados ya que debe soportar altas temperaturas. 

La válvula de entrada es la que administra el ingreso de la mezcla de aire, filtrado previamente por el filtro de aire, y combustible, a la cámara de combustión para ser detonada. Una vez pasa esto, la válvula de escape permite que los gases resultados de la detonación de la mezcla puedan salir del motor.

Estas con el tiempo, debido a la constante cantidad de detonaciones a la que son expuestas, comienzan a acumular carbones en sus partes.

Más información: ¿Cómo eliminar y prevenir la formación de carbones en el sistema de combustión?

CÁMARA DE COMBUSTIÓN

Aquí es donde la magia ocurre. Todo el proceso descrito anteriormente ha sido para que, el combustible que ha viajado desde el tanque pueda ser detonado en la cámara de combustión, mezclado junto con aire, lo que libera la energía que se transforma en movimiento.

Este pequeño espacio está ubicado entre la parte superior del pistón, cuando se encuentra en la parte más alta de su movimiento, y la tapa de los cilindros. En este espacio también convive la bujía, encargada de dar la chispa que inicia la combustión.

El combustible es pues, la materia prima de este sistema, por lo que es primordial velar por su estado y  calidad. Debido a esto se recomienda comprarlo en lugares certificados donde se garantice su calidad y limpieza.

Adicional, el cambiar el filtro de combustible en los tiempos recomendados, evitar subir de revoluciones de manera abrupta, además de evitar conducir con la reserva de combustible en el tanque, y un mantenimiento preventivo regular, harán que este sistema funcione correctamente, y de la mejor manera.

Aunado a todo lo anterior, tratamientos como MotorMax de MotorKote son el complemento ideal para el cuidado del sistema de combustión ya que tratan el combustible para ayudar a eliminar y limpiar las impurezas que se encuentran presentes (polvo, agua, sedimentos, carbones, etc.) lo que evita taponamientos y obstrucciones, eliminado problemas como el cascabeleo o pistoneo, a la vez que maximiza el desempeño del combustible, lo que se traduce al final en ahorro de dinero.

Está claro entonces que, el mantener el sistema de combustión, así como el combustible en condiciones óptimas, contribuyen a la salud y desempeño de nuestro vehículo.

MotorKote es el protector para su motor.

2 respuestas

    1. Hola Pablo ¡gracias por escribirnos!

      Para tratar el cascabeleo, recomendamos usar MotorMax de MotorKote, el cual limpia el combustible y todo el sistema de combustión (inyectores, válvulas, bujías, etc) de impurezas, eliminando el agua además de oxigenar la mezcla, lo que ayuda a mejorar su ignición y a reducir el pisoteo.

      Conozca más de MotorMax:
      https://motorkote.com.co/motormax/

      ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4.6/5
$ 105.000