fbpx

¿Qué AVANCES TECNOLÓGICOS ha tenido el MOTOR DE COMBUSTIÓN INTERNA?

Hubo un momento en la historia de la humanidad, en que desplazarse grandes distancias era algo colosal, era algo que solo se podía hacer a caballo, a pie o en carruajes, y tomaba demasiado tiempo.

Con la aparición del ferrocarril y la máquina de vapor, se facilitó el desplazamiento de personas y mercancías en grandes cantidades, lo que permitió el desarrollo económico de la sociedad en niveles nunca vistos.

Fue solo hasta 1.886 con la invención del motor de combustión interna, que se transformó de forma fundamental la mano de obra, la industria y la movilidad. Ahora toda clase de vehículos podían cargar un motor relativamente pequeño y ligero para realizar cualquier clase de acción mecánica; concepto que revolucionó y moldeó el mundo en el que hoy vivimos.

El concepto del motor de combustión interna es transformar en energía mecánica, la energía química producto de la ignición de un combustible, que ocurre en la cámara de combustión. El motor de 4 tiempos es el más común entre los motores de combustión interna, y el más usado hoy en día.

Conozca más: ¿Cómo funciona un motor de combustión interna? 

Han pasado más de 100 años desde que se popularizó su uso en vehículos comerciales, por lo que cabe preguntarse: ¿cuáles han sido los avances e innovaciones que ha tenido esta tecnología, y cuál es su futuro?

La constante presión por un consumo eficiente de combustible y por las regulaciones medio ambientales de los gobiernos, han llevado al motor de combustión interna a tener algunas mejoras sustanciales.

Inyección directa

El sistema de inyección directa fue un avance significativo en la década de los 50, ya que se reemplazó el uso del carburador, el cual creaba la mezcla de aire y combustible en un compartimiento separado para luego ser introducido en la cámara de combustión.

Un método que era eficiente, pero fue abolido por la inyección directa, la cual a través de los inyectores introduce exactamente la cantidad de combustible necesaria, directamente en la cámara de combustión.

Esto permitió que el motor se desplazara de forma más suave y eficiente.

Turbo-cargador o Turbocompresor

También conocido como Turbo, es un elemento que se ha extendido ampliamente su uso en motores diésel y en motores a gasolina.

Su función es, a través de una turbina, aumentar la cantidad de aire (oxígeno) comprimido que entra en la cámara de combustión, lo que aumenta también la cantidad de combustible de la mezcla, lo cual puede ser usado para aumentar la potencia del motor o para aumentar la eficiencia del combustible, depende del fabricante.

Sincronización variable de válvulas

Las válvulas del motor son las que permiten la entrada de aire a la cámara de combustión y la salida de los gases producto de la detonación de la mezcla de combustible. Normalmente, estas válvulas están diseñadas para abrir y cerrarse siempre con la misma frecuencia y velocidad, sin importar las diferentes etapas o momentos del motor.

Esta tecnología lo que logra es que, dependiendo del estado o nivel de exigencia en el que se encuentre el motor, las válvulas estén sincronizadas para funcionar de acuerdo a esas necesidades, variando la velocidad y la frecuencia con la que se abren o se cierran.

Esto ayuda a mejorar el rendimiento del vehículo, a disminuir el consumo de combustible y reducir emisiones contaminantes.

Desactivación de cilindros

Esta tecnología es usada predominantemente en motores más grandes, que usan de 6 a 8 cilindros (motores V6 y V8).

Básicamente su función radica en apagar automáticamente, 2 a 4 cilindros del motor cuando éste solo necesite usar una fracción del poder del motor. Luego regresa a su estado natural cuando el motor lo requiera en un transición fluida e imperceptible.

Esto reduce consumo de combustible y emisiones contaminantes.

Alternador activo

El alternador es el generador que recarga la batería de un automóvil cuando el motor está en marcha. Utiliza las revoluciones del motor para hacer girar una polea, logrando generar y convertir energía de rotación en carga de batería.

El alternador activo permite apagar el alternador cuando la batería está completamente cargada, por lo que el motor no tiene que hacer ese trabajo extra cuando no es necesario, lo que permite ahorrar combustible. Esto también ayuda a liberar toda la potencia del motor sin sobrecargarse.

Motor híbrido

Esta tecnología utiliza dos fuentes de energía independientes la una de la otro para la propulsión del vehículo. El tipo de motor híbrido más usado es el que combina un motor de combustión interna (gasolina/diésel) con un sistema de propulsión eléctrico.

Son conocidos por ser muy eficientes en el uso de combustible, ya que reducen significativamente el consumo, las emisiones contaminantes y el ruido; son motores bastante silenciosos.

Además, cuentan con tecnologías que mejoran su eficiencia como lo son los frenos regenerativos o la generación de energía a partir del movimiento, en la que se convierte la energía cinética del vehículo que se genera al frenar o andar, en energía eléctrica que se almacena en la batería.

Pese a estos avances, es conocido que los motores de combustión interna son poco eficientes debido a que menos del 30% del combustible es aprovechado, mientras el resto se pierde a través de factores como la temperatura, la fricción, entre otros.

Es por esto que la tecnología avanzada de MotorKote 100® ayuda a su motor a alcanzar su máximo potencial, ya que reduce la fricción entre metales hasta en un 60%, lo que se traduce en mayor rendimiento del motor y del combustible, reduciendo el desgaste, la temperatura y el ruido, ayudando a su motor a ser más eficiente y a durar más tiempo en óptimas condiciones, a la vez que contribuye a reducir emisiones contaminantes.

Puede interesarle: ¿Cuál es el efecto de MotorKote 100 en el motor?

Sin importar que hayan pasado más de 100 años de su aparición en el mercado, y que nuevas alternativas de combustible y métodos de propulsión estén surgiendo, el motor de combustión interna se mantiene como uno de los pesos pesados de la industria. Su principio básico de funcionamiento sigue siendo el mismo, de ahí parte su éxito.

Y aunque su futuro sea un poco difuso, siempre habrá personas y compañías dispuestas a innovar, a probar algo nuevo y diferente; y es ese mejoramiento continuo la clave para que el motor de combustión interna siga siendo relevante a pesar del paso del tiempo.

cMotorKote® es el protector para su motor

2021-06-29T19:03:12-05:00 junio 29th, 2021|NOTICIAS|

Deje su comentario